Follow by Email

martes, 22 de junio de 2010

No pudo ser

Lo siento, no pudo ser, no he podido ser más alegre esta vez tampoco.
A cada paso que parece que estoy preparado para dar, algo ocurre, y hace que dé 2 hacia atrás.
Aún descubriendo la buena fe y la buena causa del asunto, no hace que deje de tener un dejà vú (o cómo coño se escriba) con hace unos meses, cuando salí de ver una con ella. Llevaba semanas meditándolo y di el pequeño paso que a la espera de su reacción determinaría el camino a seguir.
El resultado no fue el mejor.
Hoy ha vuelto a pasar incluso antes de poder hablar, supongo que la ambigüedad de mis palabras y actos últimamente ha influido también.
Supongo que el fallo es mio.
No he contado mis intenciones, y no puedo esperar que los demás me sigan sin que yo les diga el camino.
Supongo que sigo viviendo en el pasado, y no aprendo de él, sólo me quedo con "no acercarse a esto, porque me hizo daño" hasta que pasa el suficiente tiempo y me cuestiono el por qué de esa decisión.
Lo cierto es que no quiero dejar marchar a las personas de mi pasado, la vida me ha enseñado que dejar marchar a las personas suele ser para siempre, y si sólo te quedas con las partes hermosas, ¡¡¡genial!!! pero puedo asegurar que las pesadillas que me atormentan no se las deseo a nadie.
No es agradable despertarte sintiendo que te están poniendo contra una pared apretándote del cuello y que tu escapatoria es defenderte.
Odiaré y recordaré, por desgracia, esa noche toda mi vida, y lo cierto es que no sé, o no quiero saber que ha hecho que esas pesadillas vuelvan, ni por qué se relacionan con un hecho sin relación aparente.

Seguiré con mi cura de dolor con suerte este fin de semana, eso me dará unos 15 días sin pesadillas (espero) la putada es... mi vieja se pira mañana, ¿quien coño me va a curar 3 veces al día?

Son más de las 2 de la madrugada, mi hermana cumplió ayer, 22 de Junio 11 años, y no he sabido hacerle saber lo mucho que la quiero.

Cada día más perdido, cada día más agobiado por algo que siento que me persigue y no se que es, cada día más triste por lo que soy, cada día más avergonzado por mis actos, cada día más seguro de que el camino a seguir es para uno, cada día más dudoso sobre ello, y cada día me lo vuelvo a replantear todo.

Sólo una cosa aviva mis ganas de ver el final de esto, la esperanza de que al final del camino, ella estará allí esperándome, pero me gustaría saber quien será.

Buenas noches desde el odioso mundo que se hace cada día más fuerte en mi cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario