Follow by Email

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Lights On At Last

No hay rituales esta vez, no hay tabaco, no hay Jack, no hay sucedáneos, a pelo, solo mi MacBook y yo, nada más.
Después de no sé cuantas publicaciones tristes, depresivas, como queráis llamarlo... toca algo más alegre.
Después de 2 años, las cosas acaban, no siempre bien, y lo ocurrido en este caso, no fue una de esas situaciones en las que dices, bueno, al menos la cosa ha acabado bien, simplemente la mutua presencia nos incomoda a los participantes, es incompatible que estemos cómodos y en el mismo sitio, pero bueno, una fuerte discusión, unos actos cuyas represalias acaban en consecuencias irreconciliables, unas horas de mal rato y un enorme mal trago, se suman a unos meses de decir se acabó, no más relaciones, no más follón de complacer, a partir de ahora ji ji, ja ja, cama, y si quieres algo más si te he visto, no me acuerdo, si aceptas mis condiciones de juego podemos ser grandes amigos.
Pues toda esa estructura para continuar mi vida personal se va a la mierda en un abrir y cerrar de ojos, concretamente, una tarde de primeros de noviembre, quedas con una chica por primera vez, que además , me asustó, me hizo pensar en lo peor, y es que si el primer día que vas a conocer a alguien, a quien vas a invitar a cenar, le vas a cocinar tu mejor plato, estás limpiando el piso, y bum! mensaje de whatsapp "por favor ven ya, me ha pasado algo horrible", mi reacción fue pensar en algo horrible, que le habían atacado, atracado, o algo aún peor. Salí por patas, por suerte al llegar, la cosa, pese a ser una putada, para mí, no parecía ser tan grave, lo cual me alivió, pero sí, seguía siendo una putada que se te caiga 4 pisos un móvil que cuesta una pasta. Cuando la vi, y me lo explicó sentí alivio, pero me asusté al pensar que la tarde y la cena se habían ido al garete, y es que pese a correr todo lo que pude, me comí un atasco monumental (tres cuartos de hora para recorrer 2km. de mierda), añadámosle que ella había sufrido ese accidente, y al vernos me explica que quedó con un chico para echarle una mano con un trabajo y el inconsciente creyó que vivía en salvados por la campana, y que estudiar, o hacer un trabajo, significa acabar en trabajos manuales, como buen cabeza hueca, al recibir una negativa su respuesta es vengarse a la primera opción que tuviera, cosa que ocurrió al pedirle ayuda con el accidente del móvil, en fin dejemos el tema, sólo decir que creía que todo se había jodido al ver su cara de desánimo y confirmarme de algún modo (por ejemplo decírmelo directamente) que estaba apunto de decirme que mejor no quedásemos. Por suerte no ocurrió, vino a casa, preparamos la cena, me ayudo a cortar las patatas, le serví el lambrusco, creo que eso ayudó a que se sintiera un poco más cómoda. Empezamos a charlar y se nos fue la noción del tiempo, y acabamos cenando a las tantas, quedando menos de la mitad de la botella de lambrusco, la cual no probé, porque me mantenía fiel a mi promesa de llevarla a casa después de cenar. Seguimos charlando más aún, y sin tener idea de cómo llegamos a ese punto, nos tumbamos apunto de ver una película, y justo paso, la abracé y se acurrucó entre mi brazo y mi pecho, fui incapaz de evitar besarle su cabeza, no buscaba nada, solo mostrarle la ternura que provocaba en mí, pero eso acabó provocando algo que me descoordinaría completamente, respondió a mis besos de ternura con algo que para nada podría esperar salvo en el mejor de mis sueños. A la mañana siguiente ocurrió algo impensable, después de apenas dormir más de 3 horas, repentinamente me desperté, y pasé una hora observándola dormir, lo sé, suena acosador, pero en ese momento me enamoré de ella, verla acurrucada contra mí, verla como reaccionaba a cada caricia, como su boca se arrugaba en unos preciosos morritos, en ese momento caí, no lo pude evitar. Pero, para mi desgracia no todo iba a ser bueno, a eso de las 10 de la mañana se despertó, me miró con esos ojazos pardos que tiene, y me preguntó que hora era, le respondí y acto seguido sus ojos se abrieron de par en par, y pareció que la llevaba el demonio, en un suspiro se levantó, salió de la cama, y en una estela que dejó mientras salía de mi habitación, le oí decir "me tengo que ir". En ese momento creí que algo había salido mal durante la noche, o que simplemente, esa noche quien dominó la situación no fuimos ni ella ni yo, sino el lambrusco. La llevé a casa, y nos despedimos, todo parecía ir bien, a excepción de ese pequeño detalle en el que ella salía por piernas de mi lado. Durante ese día no paré de intentar pensar en qué podía haber hecho mal, que podía ocurrir para que de repente ya no estuviera a gusto con mi presencia.
Al día siguiente seguía rallándome con el mismo tema, pero por la tarde pude hablar con ella nuevamente, y me explicó el por qué (¡por fin!) simplemente tenía que estudiar, tanto tiempo hacía que no compartía tiempo con una estudiante que se me había olvidado que tienen ese tipo de obligaciones en fin de semana. Tanto comerme el coco para algo tan simple, no había pasado nada, no se arrepentía de nada. Poco a poco continuamos charlando, conociéndonos, viéndonos poco a poco, aunque la verdad, la cosa iba bastante más rápido de lo que yo hubiera querido, por una vez, aunque estuviese enamorado de una forma tan estrepitosamente rápida, sin apenas tiempo a conocerla, sin saber si escondería manías que me asustasen o simplemente rutinas contrarias a las mías, me daba igual, quería estar con ella, poco a poco nos fuimos acercando cada vez más, viéndonos cada vez más a menudo, y un día, justo antes de un concierto de unos amigos en el que iba a tocar después de 3 años sin pisar un escenario instrumento en mano, me miró a los ojos y me dijo "Te quiero", puede sonar cursi, o repelente o simplemente del plan "¡cacho moñas!", sinceramente, me la pela, es lo que siento, no solo le contesté diciéndole que yo también la quería, sino que además en ese momento, el corazón empezó a comportarse de forma extraña, primero se paraba y de golpe iba a una velocidad capaz de emular a un colibrí, en ese momento pensé en pedirle salir antes de empezar a tocar con mis amigos, pero, como si pudiera leerme la mente, me pidió que nada cambiara entre nosotros por lo que había dicho, que sólo había querido exteriorizarlo, así que, comprendí que, si yo venía de una mala experiencia, y quería ir despacio, habiendo durado 2 años, ella que venía de una relación de más de 7 (¡más de 7! ¡no he durado eso con alguien en mi vida!) era comprensible que no quisiera correr en nada de nada, así que, me reprimí mis ganas.
Las cosas siguieron su curso, poco a poco, la cosa se iba haciendo un poquito más pública, no éramos nada de forma oficial, pero de forma no oficial nos debíamos una lealtad no solicitada, y no escrita que a ambos creo yo, nos hacía sentir que la cosa iba bien. Me fío de sus palabras cuando me dijo que si estaba rechazando al resto de sus pretendientes, era por que quería respetarme, y por el mismo motivo yo había decidido no conocer a nadie más, ni dejarme "rondar" por nadie, simplemente quería compartir mi tiempo con ella, con la que me hacía hervir la sangre con sólo una caricia.
El día de mi cumpleaños le hice pasar por un durísimo trago, conocer a mi madre y mi hermana. El plan era sencillo, comer juntos, ir al cine y luego llevarla a casa, pero obviamente, los nervios acechaban, pese a todo, el día fue bastante bien, nos despedimos el domingo, pero por suerte la semana siguiente había puente, pude verla antes, extrañamente, me preguntaba que día era, y yo no entendía por qué, una parte de mí me decía "te está lanzando una indirecta, quiere que le pidas salir" y la otra me recordaba "7 años, no tengas prisa, o la perderás", así que ante la duda no me arriesgué, simplemente recordaba nuestro trato: -Tú eres mi Reina, y tu trono reside en mi corazón, cuando estés preparada, reclámalo, y te haré una pregunta que deberás responder.
El día 8, recién estrenado en apenas unos minutos, volvió a preguntarme "¿Qué día es?" le contesté que era 8 ya, y me dijo el por qué de tanto preguntarme el día, y acto seguido reclamó su trono, algo en mi no se lo creía, sin que me viera me pellizqué un par de veces, porque debo admitir que aún hoy temo despertar una mañana y ver que ella no está, que ni siquiera existe y que todo ha sido un dulce y hermoso sueño, pero que desgraciadamente ha acabado, pero en lugar de mostrar nada de esto, me mostré serio y le dije que no estaba lista aún, que no debía precipitarse, que yo iba a seguir esperándola, pero volvió a reclamar su trono. Le supliqué que no jugase conmigo, que no me hiciera eso para que después quisiera echarse atrás, esa era una historia que ya conocía de mi adolescencia y no la quería repetir en mi actual época, aún así reclamaba su trono, así que le propuse un periodo de prueba de 24 horas, para acto seguido pedirle salir, al igual que ella me lo pidió a mí después.
Debo confesar, que pese a que mucha gente me dice "eso es porque es el principio, ya veremos dentro de unos meses" espero que se equivoquen, hoy por hoy me siento igual que el primer día que la vi, ese día que me enamore de esa chica que se acurrucaba en mi pecho, esa chica que en una de las peores tardes de los últimos meses consiguió no solo tranquilizarme, si no también, hacerme reír. Esta chica consigue que haga cosas que no he podido hacer antes, que diga cosas que no había dicho antes, y que sienta cosas que rara vez o incluso nunca había sentido antes, por eso solo me queda agradecérselo de por vida, si bien no se sabe que final puede tener esta historia, si puedo decir que su inicio es inmejorable, que nadie va a poder reprocharle nada en mi presencia a esta señora mujer que me hace sonreír cada día, que me da fuerzas para afrontar pruebas que acabarían como el rosario de la Aurora, así que después de tanta mierda, ver luz al final es más que agradable, y sólo quiero despedirme hoy con un sincero agradecimiento, así pues...
Mil millones de gracias mi Reina.

jueves, 20 de septiembre de 2012

In-finito

De vuelta a los infiernos, hacía tiempo que quería escribir, pero esa sensación de que todo puede verse de mil formas distintas, y que curiosamente, la forma en la que intentas expresarte sea la 1001 y nadie llegue a ella asusta un poco. No es por el que dirán, ni por dármelas de elitista, prepotente, o simplemente un puto capuyo, gracias, todo eso ya se que consta entre mis atributos, y lo siento, quienes lo habéis averiguado, si solo os habéis quedado ahí, es que no valíais una mierda para mi, y simplemente, no debo preocuparme por como podáis ver esto, porque ni sabéis que existe, quienes me lo habéis dicho y leéis esto, se siente, ya ha pasado el periodo de devolución, es lo que hay, sabéis que hay más, si os quedáis solo con esto, puede que debáis seguir el camino de los demás que no llegaron a tanto.
El ritual se va a la mierda, solo quedan las pautas, mi querido Jack ha sido sustituido tantas veces que ha degenerado en un puto Martini que debe tener mi edad, mis adorados Black Devil sustituidos por puros de 25 céntimos, y la verdad, no sabe igual, pero la parte inamovible sigue ahí, esa lista deprimente a la par que inspiradora sonando en un fondo que se acerca a mi gracias a unos cascos, joder, yo escuchar música en casa con cascos, me hago viejo y no me doy cuenta, pero bueno, en 2 meses y 10 días estaré más cerca de los 30 que de los 20, y mi vida ni se asemeja a lo imaginado, mis sueños no son más que delirios de alguien que un día creyó que se comería el mundo y pediría el postre después, esos sueños en los que conduciría un Acura o un Mustang, sustituidos por conducir un 206 y rezar para que dejen de estamparse contra él, esos sueños en los que tendría la puta plaza de las ventas a mis pies pidiendo más y más, han sido sustituidos por ese grato recuerdo de un pequeño pueblecito de Burgos, que se me antoja casi inalcanzable ya repetir, esos sueños en los que sería ingeniero informático se han quedado en ser un frikazo que domina de cosas que a muy pocos les interesa, en un ámbito en el que me tratan como a un mega diseñador gráfico solo por saber usar las herramientas del photoshop, ese sueño de encontrar a alguien con quien ser feliz, no sentirme un puto abuelo que lleva 20 años con una persona cuando solo llevo 2, y que pasado un año más, no aguanta ver que las cosas no cambian, y que ya no volverán a cambiar, encontrar a la persona la cual no puedes evitar sentir debilidad por ella, y saber que no puedes ceder a tus instintos salvo para protegerla, porque es perjudicial para ti, encontrar a una persona que te hace dar los pasos jamás pensados con otra persona, ver que todo se acaba por algo inexistente y que no importa tu opinión en ello, ser tan idiota de estar a un paso de recaer en algo que ya has probado y sabes como acabará, debí marcarme a fuego y no a tinta el recordatorio, encontrar a alguien que no es que se desviva por ti, es que tú eres lo que la mueve, y darte cuenta que no es bastante, que planea una duda enorme sobre ti que te hace pensar que tenía razón, y pese a echarla de menos simplemente era no querer estar sólo, es la única explicación a los errores cometidos, al dolor que he infringido, a ese pequeño reproche "si no te digo que me quieres tú no me lo dices", "hace meses que no me dices que me amas", y tu única respuesta es, "no me sale".
¿Al final que nos queda? Solo nos quedan los recuerdos, para bien o para mal, los recuerdos y las consecuencias.
Después de un mes en el infierno, sin levantar cabeza, sin apenas dormir, sin poder estar quieto, descubres un oasis en ese desierto, un oasis que con una tarde a su lado llenó de adrenalina mi cuerpo, devolvió la lluvia y acabó con la sequía de mi inspiración, fluyeron mil riffs en mi cabeza, no daba a basto para plasmarlos, y acabé quedándome con aquel que hizo sentir a mi cuerpo la sensación más parecida a cuando me bañaba en sus labios. Un oasis que tras una noche abrazado a ella hizo fluir aún más inspiración, las canciones fluyen, se escriben practicamente solas, y es una sensación tan añorada.
Puede que solo sea casualidad, que haya estado demasiado ocupado profundizando en otras cosas y por eso estaba bloqueado, pero siempre he creído en la causalidad no en la casualidad.
De todas formas, la ilusión es pequeña, no me atrevo a dejarla crecer, algo me dice que si lo hago me partirán en 2 de nuevo, y es algo que ya he sentido, pero creo que simplemente me queda una cosa por sentir en la vida, y es el agonizante dolor final, eso hace que te plantees la siguiente cuestión, ¿vale la pena esperar a que llegue por si solo? La espera puede ser terriblemente larga, y la verdad,  la prisa hace tiempo que desapareció, todo llega cuando tiene que llegar, no puedes forzar nada, y sinceramente, no me apetece jugar a la ruleta rusa con alguien que sabe que hueco tiene las balas.
Es curioso querer ser optimista y escribir todo esto, que algo que me hace escribir, crear, componer, compartir, algo que me llena y me vacía a la vez sea capaz de sacar lo poco bueno que hay en mi y toda esta mierda no se si realmente es bueno para mi como suelen decir o si es tan perjudicial como otras cosas.
Ser incapaz de llorar por alguien cercano, y llorar por alguien a quien coges cariño en una puta serie o película es lamentable, y lamentablemente debo admitir haberlo hecho, cuan ridículo y patético resulta analizarlo fríamente y ver que soy capaz de confraternizar con personajes inexistentes mucho más que con gente que esta cerca de mí, gente que realmente demuestra sentimientos hacia mi, pero no puedo evitar necesitar evadirme a mundos irreales en los que soy capaz de controlar lo que ocurre, en los que solo yo tengo el control, esto pasa, esto no, no quiero saber esto, no quiero sentir aquello, el mundo real empieza a asustarme porque no puedo ejercer ese control sobre él, porque el mundo real te machaca, te tumba de un solo golpe, y te levanta con la mayor delicadeza que jamás hayas sentido, todo de una sola vez, todo mezclado en tu interior, todo dando tumbos en tu cabeza, buscándole un sentido que no eres capaz de hayar, buscando una escapatoria que no eres capaz de ver, buscando un sentimiento que jamás llegará, porque ya llegó y lo dejaste marchar, porque no lo viste venir y ni siquiera lo experimentaste, o por que simplemente, no quieres hayar esa vía de escape, vivir sufriendo es una forma de poder quejarte de que el mundo te trata mal, no te da lo que quieres, te golpea, te machaca, te hunde, no te deja levantar cabeza, siempre te remata pero nunca termina el trabajo, te deja con ese pequeño y casi inexistente hilo de vida que te da esa pequeña esperanza de que esta vez si podrás levantarte del todo, erguir la cabeza y con frente bien alta enfrentarte a todo, y ser capaz de superar cada obstáculo que frente a ti encuentres, iluso, admite que no eres capaz de atarte los cordones sin preguntarte si tienes a dónde ir después, admite que te gusta que el mundo sea difícil, porque así puedes creer que no es tu culpa.
Si el mundo nos diera la oportunidad de hacer las cosas como queremos todos pensamos que todo sería más fácil, pero admitamoslo, la felicidad no es la misma para todos, para que uno sea feliz es probable que muchos tuvieran que sufrir, es una idea inviable, y simplemente nos queda la resignación de intentar pasar por él o bien siendo el villano que fue feliz atormentando al resto, intentar ser el héroe que acaba sufriendo solo para que muchos sean felices y acaba suicidándose tras pintarse con un pinta labios barato esa sonrisa que siempre tuvo que fingir, o bien, pasar desapercibidos, como los pequeños insectos que somos realmente, sin pena ni gloria, intentando comer tres veces al día, cada día, dormir bajo techo por la noche, cada noche, y ser tan insensibles de querer enseñarles eso a una pequeña versión mutada de nosotros mismos, cuando realmente no somos capaces de sufrirlo nosotros, pero necesitamos pasarle el testigo a otros para pensar que hicimos bien.
Me siento en un bucle infinito, con ganas de gritar a ver si así soy capaz de romperlo y poder escapar.

domingo, 11 de marzo de 2012

Un Paso Más Cerca

Ritual de siempre, he estado apunto de cambiar el nestea que sustituye a Jackie por un vienés, pero me ha parecido demasiado sacrilegio.
Estos días me veo un paso más cerca, ¿hacia que? ni puta idea, simplemente un pasito más cerca. La creatividad me baña hasta ahogarme ultimamente, y eso no siempre es bueno, más bien al contrario, cuanto más creativo suelo estar, y más con las emociones que me noto dentro queriendo salir, atravesando mi pecho, cual larva de Xenomorpho, más jodido suelo acabar o estar. Hemos pasado de tener 2 canciones y no convencerme a tener más de 10, y tampoco convencerme ninguna, pero todas ser me válidas para mi desahogo personal.
Hace dos semanas, la gran cita, el gran momento, y todo salió bastante bien, hablamos de cosas que a ambos nos cabreaban, y que ambos hacíamos, y al menos descubrimos los por que de cada uno. El resultado darnos un mes de prueba, hacer una lista con lo bueno de todo, y lo malo del último mes, y hacer todo lo posible por que este mes no sea el último.
Todo yendo bien, llegamos al sábado, llega el ensayo, son las 6 de la tarde y no están los más puntuales, algo me huele mal, una llamada, una contestación que me deja una sensación rara, como si algo malo estuviera apunto de caerme encima. Llegan 20 minutos después, le comento a ojos grandes mientras esperamos que debería hablar con él, ella lo conoce mejor, sabe como decirle las cosas, yo soy un animal, y puedo decir algo que le siente mal o le hiera, y podemos acabar mal, sobretodo si nos acordamos de que me enciendo más rapido que la gasolina y que mi genio es muy malo. Cuando llegan ojos grandes le dice que después del ensayo habría que hablar, su cara ya no era de venir de una fiesta, pero cambió a casi un funeral. Abandona el buc, más tarde también lo hace ojos grandes, finalmente vienen a buscarme, un mal entendido, o simplemente una forma de ser extraña para alguien provoca una enorme discusión con gritos y ataques gratuitos a hacer el mayor daño posible, aún sabiendo el arrepentimiento posterior. Pido disculpas por algo que no he hecho, luego descubriré que al menos a 2 de los implicados esas disculpas no les sabían a nada. Me pide que nos vayamos, le hago el "favor", la noche pasa sin más pena ni gloria. A la mañana siguiente se avecina lo peor, el follón anterior provoca pesadillas en ella, las pesadillas se tornan desconfianza, y la desconfianza le hace romper una promesa, y con ello descubrir un error fatal cometido por mí hace meses, me despierta entre golpes de rabia acusandome con motivos y razones, y no solo eso, sino con pruebas. Llora, lo pasa mal, yo también, pero incomparable a lo que debe de estar pasando ella, según pasa la semana me va pidiendo detalles, no alcanzo a comprender el por que de sus peticiones, pero se lo cuento, esperando que le hagan bien, y le ayuden a superarlo. Hablar días después con una de las implicadas en la bronca del sábado y que me diga que para ellos yo me fui de rositas tras el follón armado, y tener que reírme, obviamente ella no sabe que pasó al día siguiente, ni lo que provocó aquel ataque. Como puedo consigo pasar la semana, hablo con parte del grupo para ver como enfocamos el grupo a partir de ahora, ya que falta algo, falta chispa, y sobretodo, puede que ellos lo den todo y que tal vez nosotros esperasemos más por su parte o más rapidez de aprendidaje, pero obviamente algo hay que hacer, por que no podemos seguir negando que el avanze es mínimo, siendo generosos. Me comenta que han hablado de dejar la caña para más adelante y darle a cosas más tranquilitas, no me parece mala idea, dependiendo de lo que se quiera tocar.
El sábado ojos grandes iba a comentarle entre otras cosas que hay que diferenciar lo que cada uno toca en casa para aprender y mejorar y lo que el grupo ensaya, de lo contrario ya tendríamos 10 canciones más y ninguna del gusto de todos. Al día siguiente se hacen publicas las propuestas, 1 de 3 es aceptable, volvemos a insistir en grupos que poca gente conoce o canciones que saben de sobra que alguien del grupo no traga, me niego, y me cierro en banda, no es algo nuevo, es algo muy viejo, y hay cosas muy claras, si estoy en la banda de otro trago y que decida la mayoría, pero esta es mi banda, he luchado mucho y he tragado mucha mierda para llegar hasta aquí, y tengo claro que el consenso del grupo lo hacen los fundadores, no los recién llegados. Tras los comentarios a mi respuesta, se abre la veda, alguien parece no tener ganas de dar la cara en lo que piensa y rectifica sin dar tiempo a que la gente lo lea, no pasa nada, si dices que simplemente has puesto algo fuera de lugar y que has preferido borrarlo, por que no venía al caso, te creo, no hay motivos para lo contrario, el hecho de un cambio repentino de comportamiento de alguien, de golpe, es lo que me hace dudar. Ojos grandes llevaba toda la semana buscando entre los números de antiguos músicos que se ofrecieron al grupo, a los cuales rechazamos por darles confianza a ellos, pero el hecho de esos comentarios hace que me quede claro, no hay lugar para la razón ni para contemplaciones, ya no me sirve rotar el problema al teclado, no va a aceptar, y obviamente le van a acompañar, mejor cortar por lo sano, sacar lo que ahora mismo genera el mal royo que sobra en el grupo y empezar a recuperar a gente.
Lo más triste de todo es ver a alguien de más edad que yo comportarse como mi hermana de 12 años, decirle mira, lo siento, pretendíamos hacer esto, pero visto vuestro comportamiento no creemos que valla a funcionar y preferimos dejarlo aquí, y que la respuesta sea "si me haces un favor, por que yo lo iba a dejar antes de que me dijeras nada", me recuerda al patio de un colegio de primaria en plan "yo soy más fuerte", "no yo más", que triste, pero puede que tenga razón y simplemente nos hallamos adelantado a algo inevitable por otra parte, ¿quien sabe?
El resultado final es un grupo con 6 canciones propias pasables, unos 15 músicos para probar y ver cual es el que mejor encaja con lo que queremos y evitar por todos los medios que mi relación acabe como un mal equipo de primera, descendiendo al infierno.
Habrá que ver como se soluciona todo, y si finalmente esos músicos son lo que buscamos y si a ellos les seguimos interesando, puede que todo acabe aquí o que por fin despeguemos, nunca se sabe.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Numb

Volvemos a lo de siempre, en lugar de whiskey una mala cerveza, el tabaco ya encendido y humeante en mis labios, los ojos con ligero guiño tratando de esquivar el humo que sale del cigarrillo.
Este fin de semana va a ser especial, habitualmente me preocuparía de no perderme nada del All-Star de la NBA, pero este año no, esta vez no, el gran evento es otro.
Puede que numb (sin sentimientos) no sea la mejor palabra, porque más bien es al contrario, tengo un popurrí de sentimientos con el que cada día me cuesta más respirar, pero la conclusión a la que llego es que casi ninguno destaca sobre otro, todos son muy fuertes porque igualar al que está más arriba es una ardua tarea, pero los cabrones lo han logrado, poco a poco, sin apenas darme cuenta, ahí están.
Llevo meses mal con mi pareja, ella es genial, ha sabido entenderme y consolarme cuando poca gente ha sido capaz si quiera de escucharme, me ha dado lo que nadie, pero los errores se pagan, y es lo que me toca, se ha acabado el plazo, y toca cumplir la condena. Cual condenado a muerte en el corredor, esperando la fecha definitiva de la ejecución, deposito mis esperanzas en la última apelación, esa que siempre esperas que te salve en el último momento, ese juicio para mi apelación y conseguir más tiempo para el indulto a esta relación llegará este fin de semana, los dos sentados, o tumbados o de pie, que más da, la postura siempre es lo de menos, es el contenido lo que cuenta, como en el sexo, lo único que importa es el placer que se saque por ambas partes.
Demasiadas dudas en mi interior, no sobre lo que siento por ella, que está claro, más bien sobre si soy capaz o no de estar con ella como antes, la única duda sobre lo que siento hacia ella es si puedo seguir queriéndola como antes, como siempre, como merece, sabiendo que no me veo capaz de recuperar su confianza, por que mi cabeza ya está seca, ya no se me ocurre nada para volver al punto de partida, un borrón y cuenta nueva no es una opción, tan sencillo cómo que venimos de una relación anterior que gracias a mi nuevamente acabó cómo el rosario de la Aurora, me porté mal, tan mal que mi mente no fue capaz de procesarlo y lo eliminó casi por completo, solo dejó el recuerdo de lo malo que fui con ella y que no merecía su atención, pero cómo dije, es probablemente una de las personas que mejor me ha comprendido o a la que mejor he sabido engatusar para hacer que volviera conmigo. El gran error llega un año después de su gran esfuerzo, sin opciones a réplica, declarado único culpable, por propio voto. No busco absolución, ni tan si quiera una rebaja de condena, sólo que si he de perecer, que me lleve el recuerdo de haber hecho todo cuanto pude.

Dormirme llorando no va conmigo, prefiero pasar la noche en vela, ¿tengo que llorar? pues lloro, ¿tengo que acumular ojeras? las acumulo ¿tengo que sufrir? sufro, pero admito que llevo un mes en el que si no está ella en el otro extremo de la cama, haullentando mis comidas de cabeza, ganan más las noches en qué mis ojos están húmedos cuando logran cerrarse para no abrirse en horas.
Nada cómo la rabia para hacer saltar las lágrimas a alguien, quien diga lo contrario, cual bellaco está mintiendo.
Mi mente se siente encerrada en un espacio menor a su tamaño, por más que intenta no logra encontrar la salida correcta, esa que te lleva al lugar que tanto anhelas, esa que de repente te devuelve a tu jardín del edén privado, en el que las normas son cosa de dos y la vida y la muerte son tan opuestas que ni si quiera se cruzan. Ese lugar en el que nadie sabe si reír o llorar, pero siempre de felicidad.
Sin más, sin menos, tal como vine me voy, sabiendo que hasta no hallar una solución juntos no habrá forma de sentirse bien.
Una única opción válida se guarda como último recurso porque ninguno de los dos la queremos, por que si la situación que vivimos nos da miedo, esa solución nos aterra, cual monstruo de armario a infante.
Pero sabiendo que hasta que no llegue el fin de la conversación todo está por decidir, todo en el aire, mil cosas se nos pueden ocurrir aún, y quizás con suerte alguna sirva para que todo se arregle y se ponga punto y final a esta asquerosidad de situación.

jueves, 16 de febrero de 2012

Luz al final del túnel, por fin visible

Repitamos el protocolo de siempre, paquete de tabaco nuevo, que voy a empezar ahora mismo, el whiskey sustituido por nestea (Dios, ¡quiero Jack ya!), la lista de canciones de siempre, para ser exactos está sonando El Sitio De Mi Recreo del difunto Antonio Vega, pero hoy algo va a cambiar, para empezar prometí algo, que si escribía algo "positivo" lo dedicaría a una seguidora, pues bien va por tí Mei.
El último blog hizo que estallase una pequeña bomba, para variar, debo explicarme como el culo, porque Aida no fue capaz de entender lo que quería decir, y por si no quedó claro, mi intención era decir que si no tengo su confianza es unicamente por culpa mía, pero en fin, a lo que vamos.
Este martes jugué con mi equipo el segundo partido de la temporada regular, el primero lo ganamos bastante bien, pero no creía que fuera solo porque este año entre los que han llegado que vienen a entrenar y eso crea mas complicidad en la pista, más bien se lo atribuía a que el otro equipo eran solo 5 jugadores, sin banquillo es complicado aguantar 40 minutos corriendo todo el rato, pero oye, después del segundo partido, que ganamos 58-10 me dicuenta que igual este año podemos hacer algo, además por primera vez desde hace mucho tiempo me sentí muy agusto jugando, veía bien los pases, y los daba bien, mis compañeros veían mi trabajo tanto en defensa como en ocupar mi posicion atacante, y no me quejo de los números, 8 rebotes, 6 puntos (con mi segundo costa a costa de la temporada incluido), 4 asistencias, 2 robos y 1 tapón, eso para alguien como yo que mide 1'83m, pesa más de 100kg, y que juega en una posición de más de 1'90m de altura pues... m hizo sentir bien. Además ese día no estuvo mal, fui a comer con Aida, ya que no podiamos tener una cena romántica como ella quería por mi partido, le llevé mi regalo que Oh! sorpresa! no se lo esperaba, por primera vez no sabía que era, se esperaba una peli, y si lo era, pero ella se esperaba Thor y yo le he regalado un pack de 2 pelis de Gerard Butler (o como se escriba), "Un Ciudadano Ejemplar" y "300", como diría ella Yo Guay.
Estaba muy cansada y admito que yo también, me dijo de dormir un rato y le dije que mejor comer primero, pero nos acostamos un rato, vease, nos metimos en la cama a las 13:30 y salimos a las 18:30, nada, una siestecilla tonta. A las 19:30 más o menos estabamos terminando de comer, volvimos a la cama para darnos los últimos mimos debería haberme ido a las 20:00, pero le dió un pequeño bajón, no podía irme sin hacerla reir. Por cierto, ella me regaló una camiseta super chula, que además yo dije que me gustaba en su día, no me la esperaba, como siempre, además de una manualidad preciosa en la que decía todo lo que siente por mí.
En fin, no puedo quejarme del día del martes, un buen día de los enamorados, y al llegar a casa por la noche, mientras cenaba, sólo, haciendo zapping encuentro la mayor historia de amor jamás contada en la tv, Drácula de Bram Stoker, admito que no pude evitar pensar en mi ex, Taly, fue la primera persona que me dijo que al igual que yo pensaba eso de esa peli, y recordé aquel San Valentín de hace 2 años en el que la vimos juntos, le envié un sms diciendole eso, y creo que me malentendió, como puede estar pasando ahora, me contestó al día siguiente, me preguntó que si la echaba de menos, y no pude evitar preguntarle que a que se refería, le dije de todas formas que en cierto sentido si que la echo de menos, me preguntó que en que sentido me pasaba y le dije que pese a todo me cae muy bien y apenas nos vemos, y le pregunté que en que sentido podía ser si no, y me respondió exactamente lo que quería oir, bueno, leer, que en ése justamente. No quiero ir de chulo, pero leyendo con mas calma lo que le dije, podía haberle dado a entender sin querer, que echaba de menos estar con ella, y no es mi intención ni mucho menos.
Parece que para ser "positivo" tengo que poner un puto popurrí de todo lo bueno que he visto estos días en mi vida, además ese martes tuve una entrevista de curro que promete, y si tenemos en cuenta que la pequeña bomba antes comentada, explotó la madrugada del lunes al martes, no puedo quejarme un mínimo ápice del buen día que pasé.
Para seguir con las buenas noticias, el ensayo del grupo el sabado daba pena, creo que demasiadas cosas no salieron como esperábamos, para empezar que el más puntual del grupo se duerma debería haber sido una señal para que nos preparásemos, la parte buena que una amiga de Adri, el solista nos ha ofrecido hacer la banda sonora de un musical, y eso siempre mola, tener en el horizonte una fecha, una noche, una meta, un concierto, aunque seamos el fondo de la obra, mola la idea.
Llevo toda la semana machacando lo que no conozco de lo que nos han pedido para la obra, y buscando una batería para tocar las 3 noches de la obra, y si nos la dejan todo el mes mejor, así podremos ensayar con los actores.
Además veo que progreso con la guitarra, ya que no he tardado en sacar la melodía de la voz de Bring Me To Life.
En resúmen, por fin desde hace tiempo veo una luz en ese túnel, al final, muy lejos, pero ya se deja ver la hija de puta.
Creo que voy a especializarme en chorradas depresivas o como hacen un par de amigas que cuentan o relatos eróticos o bien, anécdotas sexuales, pues contaré las mias, que eso seguro que lo veis positivo.
A más ver.
Que te pareció Mei?

domingo, 12 de febrero de 2012

Reflexiones momentaneas

Empecemos por las costumbres habituales de este blog para mí, paquete de tabaco nuevo, estrenandolo con estas líneas, mi mac book en el habitual lugar del teclado de mi pc, esa lista de canciones preparada a propósito para estos momentos, solo me falta el alcohol mezclado con cola y grosella, basicamente por que no hay alcohol, sustituido por nestea a palo seco, pero comenzemos.
Esos segundos en los que piensas "mierda" simplemente a eso me refiero.
Estar tan tranquilo y darte cuenta que has hecho, dicho, pensado o el triplete, es decir las tres a la vez , de algo o alguien y lo has hecho mal. No se si me explico, ¿nunca habeis ido por la calle y habeis visto a alguien que se para en seco en medio de la gente, y dice "mierda" creyendo que lo dice para él mismo y va en dirección opuesta a la original? Ese he sido yo tantos momentos de mi vida que empieza a darme miedo cuando se me acerca esa sensación al estómago, sentirme iluso, incluso idiota por no saber ver algo gigantesco aproximandose a mí, hasta que es demasiado tarde.
Es como ir por el césped del parque y pisar una mierda de perro que habías visto 100 metros atrás pero no le prestaste atención.
Hay momentos en los que, no solo te parece bien, sino que, hasta es normal. Esos primeros amores, esos inicios de relaciones, luego esos paseos por el parque, esos "enfrentamientos" con ancianos que no quieren que te beses con esa persona en el parque por el que el pasa de camino a su casa una vez a la semana, se cambian por ir al cine a la hora en la que no haya crios, no para meterte mano (a 10€ la entrada, sale mas económico el parking de la maquinista, que es más facil además, doy fe), sino que vas a esas horas para poder ver la peli (incluso antes de que cerraran megaupload)el ir a cualquier sitio un domingo solo por estar juntos, se cambia por dormir hasta las 4 o las 5 de la tarde, y no me refiero a ella, sino a mí.
Primera vez en mi vida que enciendo un cigarro con la colilla del anterior.
Escucho música mientras escribo esto, para intentar desconectar, pero funciona al revés, es una lista preparada para concentrarme en lo que estoy pensando.
Aprender con alguien como quiere que le ames es estupendo, solo creo que es superado por 2 cosas, la primera, que te elija para que seas el primero en amarla, y la segunda quete elija para ser el padre o en su defecto, quien quiere que le ayude a criar a su hijo.
Pero cuando sabes que a la primera llegas tarde, por un lado piensas que te has ahorrado esas 6 horas de cuidadoso dolor imposible de evitar, pero si posible de aliviar y disminuir, pero por el otro piensas, continuamente, muy probablemente, que cómo sabes que la segunda si es para ti, ¿cómo saber si es ella? la única, a la que le cojeras la mano mientras da a luz a esa parte de tí y de ella, que habéis unido esa máxima demostración de amor originariamente, y que hoy en día puede ser más de crueldad viendo el mundo y el país en el que vivimos, esa persona que te cojera la mano para darte la última despedida, esa persona que te gritará cuando gastes una fortuna en algo egoísta por la crisis de los 40, esa persona que siempre, estará ahí cuando tus ojos tristes miren hácia arriba buscando ayuda, buscando la escapatória a tu vida que tanto necesitas.
¿Cómo saber quien es esa persona?
Quien dijese alguna vez que la vida es sencilla estaba muerto sin vivirla en absoluto.
Pero volviendo al origen del tema de hoy, esta noche, estaba sentado en el sofá con mi pareja, viendo una película, una comedia además, y me vi envuelto en una situación de las que comento.
Comentaban en la película, que un chico al que su novia deja plantado pocos días antes de la boda, que su pareja había hecho un viaje a la india con una ONG, y que allí se fijó en un chico, cuando hasta ese momento, el resto de hombres eran invisibles para ella, y según ella no pasó nada más, el chico no lo cree, y parece que llegaron a la conclusión que solo fue una tontería para escapar.
Todo guay hasta aquí, el "problema" llega cuando lo comentas en casa, mi opinión es que si pasó algo más, puede que quede como un cabrón, pero sinceramente, he quedado así tantas y tantas veces antes, que ta me da igual, basicamente opino que sí pasó algo más porque estando en el fin del mundo, solo, sin tu pareja, y encuentras alguien con quien de una u otra forma conectas, las necesidades físicas afloran, obviamente, no vas a tirar todo por la borda por algo así, pero, la pregunta es la putada, cuando te pregunta ¿y una tontería para escapar para ti que es? respondo que depende de si estás en el culo del mundo o en tu residencia habitual, para mí, en el culo del mundo eso es una tontería para escapar, escapar de la sensación que no tienes cerca a quien echas de menos sobretodo, y luego te pregunta ¿y una tontería para escapar aquí?, para mí, una tontería para escapar "aquí" es hablar con alguien, tal vez hacerte pasar por otra persona, con tu nombre y tu edad, tus gustos, todo lo tuyo, menos tu pareja, sólo por la sensación de caza, algo inofensivo en parte, porque tú mismo, no quieres que pase a nada más. Pero, ¿cómo le explicas algo así a tu pareja, cuando se ha enfadado varias veces contigo precisamente por ese tema? ¿cuando su confianza a mermado ya por culpa de no ser capaz de dejar de hacerlo?, no penseis mal, no lo digo por que siga haciéndolo, pero te recorre la espalda con un escalofrío la sensación de que no va a creer que si en el culo del mundo te tirarías a alguien al lado de casa que todo es más "controlable" no te lo tirarías igualmente. En ese momento, justo 10 segundos después de decir lo que pensaba, viví ese momento de reflexión momentanea, ese momento "¡mierda!", y la putada es ahora, cuando echas en falta tener telepatía para saber si te cree o no.
Quiero volver a sentir que con una mirada nos hemos entendido, que si le digo blanco, sabe que solo hay blanco, que si le digo gris, es que necesito que me abracen, quiero volver a sentir que si me caigo, ella estará para evitar el golpe.
Siento que ya no ardo por dentro, porque mi lamento apaga todo fuego posible, siento que ya no bailo al son de nadie, por que nadie me saca a bailar, siento que ya no vivo tranquilo, que ya no se si una riña tonta o una tontería puede acabar conmigo o no, m siento vacío por no tener su confianza, siento que soy un cojo sin muletas por ello, siento que no siento como antes, vivo en el suspiro de esos momentos en los que veo confianza en sus ojos grandes y tristes, pero no logran llenarme.
Y para acabar me remito a una canción que me ha enamorado en los últimos días:

-Tú, guapa y peligrosa,
no te limpies la ropa,
que me gustas así,
para mí...
Hoy, marchita y cansada,
besarte infectada,
fue mi decisión,
no hay dolor...-

4º cigarro, pero ya acabo, además escuchándo algo que da "ánimos", primero The End de los Doors, y ahora Lo Noto de Hombres G, soy único... y al que se meta con mi gusto musical que se prepare para la ira de mis colmillos.
Saludos y a vivir la vida todo lo que se pueda!
Carpe!